Una de las diversas formas que tenemos formas de atraer clientes con promociones y descuentos son los:

Cupones de descuento y
Tarjetas de fidelización del cliente.
 

En esta nota analizaremos los cupones, las formas de manejar este tipo de promoción, sus ventajas y desventajas.
Estos cupones pueden ser:

Propios o
Servicios tercerizados.


Estos cupones se pueden entregar para atraer a nuevos clientes o incentivar a que regresen en:

En nuestro local.
Como adjunto en diarios.
Como adjunto en revistas.
Entregado a radios para que los regalen a sus oyentes.
En alianzas con otras empresas…


Este cupón puede ser un volante impreso general con los detalles de la promoción, o diseñado específicamente.
Tal como lo mencionamos en la nota anterior, se debe detallar de manera clara y sencilla que descuentos tendrá, que días específicos, en que horarios, si tienen fecha de inicio y fecha de conclusión.

Se deben tomar ciertos recaudos como:

Darles fecha de caducidad,
Indicar que no es acumulable ente si,
O acumulable con otras promociones,
Si será solo por pago en efectivo o no,
Si la promoción es un descuento sobre el total o
Si la propuesta es del tipo “lleve esto y le regalamos aquello”.


Sin duda debemos analizar bien los días y horarios en donde no tengamos mucho movimiento en el negocio para estimular al cliente a venir al nuestro y que otras personas vean que hay movimiento.
Nada peor que un local de ventas vacío.

Además de entregarlos en el local de ventas se pueden hacer campañas de entrega de volantes en:

La vía publica a los paseantes,
O puerta a puerta, en este caso se deben entregar en forma de anillos, comenzando por la manzana en donde está el negocio y ampliando la entrega en forma circular, así nos aseguramos de dar a conocer esta promoción a los vecinos más cercanos primero.


En este caso asegúrese que no sean arrojados en la vía pública, ya que muchos municipios multan estas actividades porque generan suciedad. En algunas localidades uno debe inscribirse en el municipio y pagar una tasa por publicidad, averigüe bien eso.
Se pueden hacer convenios de publicidad con otros negocios vecinos, para que cuando la persona compre algo reciba como beneficio adicional un cupón de descuento nuestro.
Debe tener en cuenta ir regulando la cantidad de cupones que se entregaran a diario, pues si se entregan muchos se puede desbordar la cantidad de pedidos de y perdamos rentabilidad. La idea es manejar un flujo razonable y constante.

Medios públicos de comunicación: La publicidad en estos medios suele ser onerosa. La radio suele ser muy efectiva, si uno hace algún arreglo con ciertos programas locales en donde suelen hacer obsequios a los oyentes que los llaman. Envíe helado de regalos al conductor y equipo y propóngales entregar cierta cantidad de producto por día. En ese caso la publicad será relativamente económica.

Atención: El cliente de cupón o de promociones es un cliente “golondrina”. Comprará siempre y cuando tenga una ventaja, si la competencia le ofrece algo similar se irá con ellos.
Son útiles para promociones especiales, eventos, llenar un lugar, para incrementar ventas por volumen pero no nos asegurarán la fidelidad del cliente. En la próxima nota consideraremos algunos sistemas de fidelización del cliente.
Insistimos: Las promociones y cupones pueden ayudarnos a vender algo más en algún momento, pero no nos asegurarán que las personas que se presenten con los cupones se conviertan en clientes asiduos.

Cupones de descuento digitales
Han aparecido empresas de cupones vía Internet, incluso algunos los diarios y periódicos suelen tener planes de cupones descuento.
Pueden ser útiles, pero antes de contratar cualquier sistema de cupones analice muy bien los costos.
Y que sea regulable la cantidad de cupones o personas por día y que días.
A veces la promoción es 2x1, o muchos días seguidos, y eso no es tan conveniente.