Índice de notas sobre gestión.

El negocio: "Quiero abrir una heladería"

A menudo recibimos mails que expresan este deseo: "Quiero abrir mi propia heladería". Un tema importante que debe definir: ¿fabricará su propio helado o piensa revender? Por supuesto, es nuestra función principal como consultores del rubro, brindar cursos, capacitación y servicio de asesoría para la instalación y puesta en marcha de heladerías (sean del tipo que sean), pero, sin duda es importante tener en cuenta algunos detalles al emprender el proyecto.

Como fijar el precio correcto.

Hay empresarios que piensan que el precio es el factor fundamental para vender, la verdad es que el precio es sólo una variable el márketing.
Hay quienes dicen que el “precio es el espantapájaros” de las ventas, esto es absolutamente falso y para explicarlo voy a esbozar una definición: “Precio”. es el valor pecuniario de la cosa, es la cantidad de monedas que se quiere cobrar”...

Del mostrador para acá, y para allá.

Es evidente que se terminó la época en que nos quedábamos detrás del mostrador esperando al cliente. Los tiempos actuales nos exigen entablar con el consumidor una comunicación de alto nivel fuera y dentro del punto de venta. Además de producir un buen helado artesanal resulta cada vez más importante transmitir el placer de entrar en un local acogedor, llamativo y agradable.
Por eso debemos trabajar diferentes aspectos a fin de atraer al cliente y lo que es, tal vez más importante: mantenerlo.
 

¡No le mande sus clientes a la competencia!

Todos los días oímos comentarios sobre la situación en el mundo en general, permanentemente escuchamos: "Estamos viviendo la peor crisis que se recuerde, todo anda mal, entran pocos clientes, no se vende nada".
Si usted es el titular o gerente de una empresa, naturalmente estará preocupado por hacer que entren más clientes a su local, que los clientes le compren más y que sus competidores no realicen acciones que puedan dificultar sus estrategias y perjudicarlo todavía más.

¿Capacito a mi personal o genero fugitivos?

¿Por que capacitar a mis empleados, si después se pueden ir a otra empresa? A raíz de mi última nota publicada, recibí varios mail donde sintetizando me dicen: Juan si yo capacito a mis empleados ¿no corro el riesgo de que se vayan a otra empresa?, -ya me pasó varias veces-. Esta inquietud me hizo pensar lo siguiente: el “mayor capital que tiene una empresa son sus clientes”, como dijo Kotler. Como titulares o funcionarios nos preocupamos por satisfacer sus necesidades, desarrollamos productos para abarcar mayor cantidad de clientes.
 

Mejore la actitud de sus empleados.

Durante el mes de enero estuve de vacaciones por la costa Atlántica y haciendo honor a mi tradición de bebedor empedernido de café, fui probando la mayoría de los establecimientos gastronómicos. En mi mini investigación, encontré numerosas cafeterías y heladerías (con venta de café) que tenían una decoración parecida, los uniformes de camareras y mozos eran muy diferentes, algunos elegantes, coloridos, llamativos y otros marrones y hasta negros, unos refinados y otros desprolijos.

¿Por qué mis empleados no trabajan como yo?

¿Se hace con frecuencia esa pregunta?, ¿se dice –cuando yo tenía su edad- nadie tenía que decirme nada, yo sabía que es lo que se debía hacer? Empecemos diciendo que si usted está donde está es porque usted era distinto a los demás, por eso usted llegó y los otros están en el mismo puesto y lugar, y otros sin trabajo. Nada es producto de la casualidad, usted siendo empleado trabajaba como si fuese empresario y seguramente se fijó una meta y trabajaba duro, durísimo hasta alcanzarla.

¿Usted supervisa o ladra con cara de perro Bull dog?

Los que tenemos años en la conducción de personal, hemos observados los cambios que se fueron produciendo sobre el gerenciamiento en el mundo entero, esos cambios se fueron dando por una necesidad imperiosa: mejorar el rendimiento de cada empleado.
Tiempo atrás las empresas elegían al mejor empleado del sector para ascenderlo al cargo inmediato y se le otorgaba un equipo de personal a cargo.

No todo lo que reluce es oro…

Queda claro que si estamos planeando una estrategia de marketing, que nos permita destacarnos, debemos cuidar todos los detalles, no solo preocuparnos por el producto que presentamos.
Tampoco deberíamos, por el apuro de mostrar “algo” y salir con algo nuevo al mercado antes que la competencia, y no hacer las correctas evaluaciones, sobre el gusto, si será aceptado o no, si podremos cumplir o no, si podremos mantener el sabor con el tiempo, o si el efecto será negativo.

No estoy vendiendo lo que necesito vender.

Este es un planteo aparece frecuencia en consultas y conversaciones con heladeros, en base a esto decidimos comenzar a analizar las diversas situaciones y condiciones que pueden motivar esta queja. Es difícil saber las causas de que alguien en particular no tenga tantas ventas como quisiera o cree que debería, por lo que solo podemos dar pautas generales y sugerir acciones que en general funcionan y podrían llegar a resultar en muchos casos.

No busque personal: Selecciónelo…

Leyendo algunos clasificados en distintos medios, observo que en algunas publicaciones de empresas dice: “Se Busca…”, si bien hay un dicho que dice “el que busca encuentra”, personalmente creo que para armar o completar la plantilla del personal de una organización se debe seleccionar y no buscar.
Usted tiene una empresa, trata de ofrecer a sus clientes el mejor producto, la mejor presentación, decorado, la mejor vajilla y mantelería, pero cuando ve que esos elementos no tienen más la imagen que quiere transmitirles a sus clientes, los renueva porque entiende que ya cumplieron su ciclo de vida.

  • Cursos

    Redes Sociales