Heladerías “al paso”.
No es nada nuevo, de hecho las heladerías por mucho tiempo trabajaron y trabajan así. El cliente hace su pedido, paga, recibe su conito, se va caminando y consumiendo.
Pero debido a necesidades específicas en algunos casos hay heladerías que han hecho una versión interesante. Así como supermercados han abierto “tiendas Express” hay heladerías que han abierto locales pequeños, pero solo con venta para llevar, al paso.

El cliente no ingresa a ningún local, la experiencia se parece a cuando a uno lo atiende un cajero de esos negocios de cobranzas de servicios e impuestos, o un cajero en el banco. Uno ve al empleado a través de una “pared” de cristal blindado, hay un micrófono y parlantitos, tiene puertas trampa para recibir el dinero y para entregar el producto.

Algunos implementaron esto por cuestiones de seguridad, casi no hay forma de asaltar el negocio. Pero esto se fue extendiendo, y algunos han ido mejorando la idea con detalles. En estos momentos es un concepto interesante. No hay contacto físico. Solo hay que mantener la “distancia social” entre los que esperan en la calle a ser atendidos.

Que se vende:
El cliente no puede adquirir conitos con helado, es helado envasado para llevar o abrir allí y comer directo del envase, pero en la calle, no hay sillas ni lugar.

Algunos tienen dos ofertas:
Helado preenvasado, con combos de sabores clásicos.
El cliente puede solicitar que se le “arme” un pedido de sabores en el momento. Por ello en el local hay congeladores con helado a temperatura de consumo, el empleado carga en el envase los sabores que se le solicitó y entrega. Algunos cobran un adicional por el “derecho” a seleccionar sabores en el momento.

Ventajas:
Concepto de trabajo simple.
Bajo costo operativo.
Poco personal, básicamente para despachar.
Poco riesgo de robo externo.
Poco riesgo de hurto interno.
Se pueden abrir más puntos de venta con una inversión mucho menor.

Para el consumidor: El helado es de buena calidad pero económico. Esto porque se le hace una transferencia hacia abajo de la baja en costos operativos. El cliente ya no tiene que pagar los costos operativos del local de ventas grande como alquiler/arriendo, sueldos, meseros, gasto en iluminación, limpieza, etc. etc. En cambio la prestación de servicios es mínima.

Desventajas:
Es un canal de ventas limitado solo a quien desee algo solo para llevar.

En estos momentos se ve con interés debido a las circunstancias con las que parece ser tenderemos que vivir por un bien tiempo. Quien sabe.

Es muy posible que cuando haya una vacuna o tratamiento efectivo para esto volvamos a la rutina normal, nos olvidemos de todo y empiece a perder el atractivo. Pero eso no se puede saber.

Si se podría analizar vender otros alimentos para llevar como pizzas, empanadas y otros congelados y otros alimentos envasados sin caer en la tentación de que sea un multi rubro porque se pierde lo sencillo y rápido del concepto.

Entrega a domicilio (delivery) propio, tercerizado y compartido
Para llevar (take up)
Heladería al paso