Para llevar (take away)
Los requerimientos para los pedidos para llevar son los mismos que para el servicio de delivery.

El esquema de trabajo es el mismo, se recibe el pedido, se prepara y el cliente va retirar el pedido. Tanto si dispone de un una app, pagina Web o software o hace un control manual de la llamada y preparación del pedido, se debe tener en cuenta consultar al cliente a que hora vendrá a retirarlo.

No deje para último momento preparar esos pedidos. El cliente se molestará si llamó o pidió con suficiente tiempo y cuando llega a retirarlo, o no está listo, o nadie sabe donde está almacenado y debe perder tiempo esperando.

Si se preparan los pedidos con mucha anticipación necesitará tener un lugar donde almacenar (congelador) a la temperatura apropiada para almacenar esos pedidos, debidamente rotulados.

Costos: El cliente decide ir a buscar el producto...
1) Por comodidad, por ejemplo sale de trabajar y la heladería queda de paso, su idea es retirar rápido y seguir su camino.
2) Quiere pagar menos, está cerca, y quiere evitar el costo del envío.

Hay que analizar eso, y definir si el precio de venta será igual para todos (delivery y para llevar), si se facturará mas “costo de envío”, o “con costo incluido”. De ser el último caso, se debería acreditar al cliente ese importe o preferiblemente “entregar algo más”, sea helado o algún cupón de puntos o el concepto que usemos como carta de fidelización.

Entrega a domicilio (delivery) propio, tercerizado y compartido
Para llevar (take up)
Heladería al paso